Mesoterapia y peeling facial, los tratamientos de medicina estética más demandados

Eliminar la celulitis de los muslos, deshacerse de las estrías o remodelar la silueta volverán a entrar en la wishlist de miles de españoles antes de la ‘operación bikini’.

El verano es sinónimo de sol y playa, escapadas en familia y ¿tratamientos antiedad? La demanda de medicina estética se dispara durante los meses de julio, agosto y septiembre.

Más de 447 mil intervenciones al año sitúan a España como el quinto país del mundo en operaciones de estética, según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). Este gusto por el cuidado corporal se manifiesta sobre todo con la llegada de la ‘operación bikini’, cuando los tratamientos no invasivos contra la celulitis, la flacidez y las arrugas experimentan un claro repunte.

En concreto, el peeling acrecienta su demanda durante estas fechas. «Los peelings son productos de diferente origen de los que se conoce su utilidad como regenerador cutáneo hace mucho tiempo».

No existe un único tipo de peeling. «Dependiendo del estado de la piel y el objetivo de cada paciente, cada peeling está diseñado con diferentes principios activos para conseguir los mejores resultados en cada problemática», puntualizan. Así, los peelings se clasifican en superficiales, medios y profundos, y entre sus ingredientes activos figuran el Micro-Retinol, el Fluoroxygen o el Polvo de Coral.

Otro aliado contra la celulitis, las cicatrices y las imperfecciones de la piel es la carboxiterapia. «Antes y después de la intervención aumenta la vascularización de la zona evitando infecciones, mejora la circulación y estimula la síntesis del colágeno»

Por otra parte, disimular la grasa acumulada en muslos, glúteos y otras áreas corporales puede ser un desafío en época estival. Recibir los beneficios de un lifting sin cirugía es posible con la mesoterapia, la solución elegida por un creciente número de españolas. Este tratamiento permite disminuir la celulitis empleando «productos homeopáticos o alopáticos de alta tolerancia, biocompatibles y totalmente reabsorbibles de forma natural en la dermis».

Pero la grasa corporal no será la única preocupación de los españoles. También la eliminación del vello corporal monopoliza parte de las consultas en el sector de la medicina estética. Por este motivo, las intervenciones de depilación láser se disparan antes y durante las vacaciones de verano. Mediante pequeñas sesiones regulares, se logra debilitar progresivamente el folículo piloso, para que crezca de forma más lenta hasta que esté destruido por completo.

La crisis sanitaria del pasado año supuso un ‘frenazo’ para el sector de la medicina estética. Pero los próximos meses marcarán un cambio de tendencia.

Scroll al inicio