Disfruta de tu embarazo aún en la época de calor

Conforme avanza la primavera, los días se vuelven más húmedos, calurosos y complicados de soportar especialmente durante el embarazo. Ahora que la temperatura se incrementa te compartimos algunos secretos para que te mantengas preparada y puedas enfrentar este clima. Los horarios de salida, se entiende que hay momentos en el día en los que es mejor no salir de casa, especialmente si tienes que caminar algunas manzanas. De 10 a 16 horas es cuando la luz pega directamente evita estar mucho tiempo fuera en este horario.

Si realizas tus actividades en casa y cuentas con aire acondicionado, lo más probable es que no tengas problemas, aunque también un ventilador te puede mantener fresca. Siempre es importante que desde temprano abras las ventanas de tu casa para que se ventile y ciérralas antes de que empiece a subir la temperatura, baja ligeramente las persianas o corre las cortinas para que el sol no pegue directamente, así notarás que tus espacios se mantienen agradables.

Menos sal a la hora de comer

En tu dieta diaria debes de disminuir la cantidad de este condimento ya que te hace retener líquidos y de alguna forma te puedes hinchar. Nada como la frescura de una ensalada o el dulce sabor de una fruta de temporada, siempre la presencia de estos dos grupos es muy importante para tu organismo y para evitar la molesta presencia del calor.

Una refrescada en horas muy calurosas

Darte un baño con agua tibia, justo a la mitad entre caliente y fría puede resultar una buena táctica para bajarle un poco a la temperatura de tu cuerpo y darte una deliciosa sensación de bienestar. Notarás que tu ánimo regresa a tu mente e inmediatamente te sentirás mucho más fresca.

Los líquidos no pueden faltar

Siempre es bueno tener un termo con agua natural a la mano, evita que sea de sabores artificiales o de polvo, siempre es mejor ingerir bebidas con ingredientes naturales, son fuente de energía, fibra y otros nutrientes.

La buena actitud y los pensamientos positivos también juegan

Poner música agradable, con coros alegres eso hará que te olvides del frío del calor y de lo que sea, siempre ten a la mano tu playlist motivador y disfruta de las buenas canciones, es una recomendación que no debes de olvidar.

Tus pensamientos siempre deben de llevar una tónica positiva, no caigas en el juego de la desesperación o ansiedad, eso puede ocasionar que te afecte cualquier cambio en el clima.

Un ejemplo puede ser el siguiente: si un día hace mucho calor, no pienses en que vas a estar de malas y sudando, mejor imagina que podrás usar un nuevo outfit que el invierno o la primavera no te permitía. Toma en cuenta estas recomendaciones y seguramente tu actitud tendrá una buena dosis de pensamientos positivos.

 

Scroll al inicio