Cómo educar a nuestros hijos

Share

no obedecenDurante los primeros años de vida de nuestros hijos sentimos que la palabra No la hemos repetido más de mil veces, o hemos querido decirla más de una vez. El poner límites claros y razonables es nuestro deber como padres, si es que no queremos tener pequeños tiranos en vez de niños, hay que imponer reglas lo antes posible.

No sólo la ternura, el amor y el cariño son lo que convertirá a estos niños en futuros individuos responsables y respetuosos, los límites, por más engorrosos que sean, son necesarios. Sin duda es mucha más fácil decir Sí, pero al decir No, cuando es necesario, transmitimos disciplina que harán suya y poco a poco se harán responsables de sus actos.Durante sus primeros años el No es esencial para nuestros niños debido a que es la curiosidad lo que los lleva a ponerse en situaciones peligrosas. A tan corta edad no entienden las razones por las cuales no debe hacer esto o tocar aquello por eso sentimos que les repetimos No todo el día.

A partir de los 2 o 3 años logran entender las razones por las cuales no deben hacer algo, a esta edad usted ya debe explicarles el porqué aquello es peligroso o no está permitido.

Lo importante es ser coherentes y mantener la decisión. Si se le ha castigado porque quiso meterse algo a la boca y sabe que no debe hacer eso el castigo que se le otorgue debe ser razonable y mantenerlo.

Pero hay que tener cuidado de no estar desquitándose con los pequeños del hogar porque tuvimos un mal día.

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.