El aceite de CBD y sus ventajas para el cuidado personal

Share

El aceite de CBD o cannabidiol, extraído de la planta de cáñamo, es hoy uno de los productos estelares dentro del cuidado personal. Presente en variedad de cosméticos, se vende también en presentaciones de alta pureza, ideales para mejorar diariamente en aspectos como la salud o la estética personal.

Si bien es cierto que siempre dependerá de los aceites de CBD que se adquieran, priorizando siempre aquellas tiendas que, como aceites Yamnaya, comercializan las mejores marcas, son expertos natos en el mercado y ofrecen más por menos precio, el aceite de CBD o cannabidiol es hoy uno de los productos de origen estrictamente natural que mayores beneficios tienen para la salud de todas las personas, sin tomar en cuenta distinciones de ningún tipo.

¿Qué es el aceite de CBD?

CBD es la abreviatura de cannabidiol. Es un compuesto presente en la milenaria planta de cáñamo, aunque a diferencia del THC -también presente en esta-, no está asociado a ningún tipo de adicción o compuestos psicoactivos, por lo que su uso es seguro y a la vez no genera ningún tipo de reacción adversa ni efectos secundarios.

Sin embargo, sí comparte algunas propiedades curativas y terapéuticas con el resto de los compuestos de esa planta enigmática, de allí que durante los últimos años hayan proliferado -y con todo el sentido- los productos de aceite de CBD, puesto que han demostrado ser efectivos para un sinfín de problemas asociados no solo al cuidado personal desde lo estético, sino también al tratamiento de patologías.

Ventajas en el cuidado personal

Hablar del CBD y el cuidado personal es hablar de historia. Y es que el cáñamo ha sido consumido durante muchos años gracias a su valor terapéutico, analgésico y relajante, pero en las últimas décadas la investigación de sus compuestos por separado -tal el caso del cannabidiol– han dado lugar a hallazgos que le colocan como una planta con muchas cualidades y prácticamente pocos defectos, siendo el CBD uno de los elementos que mejor saldría parado de todas las investigaciones.

Seguro, fácil de consumir, y cada vez más fácil de comprar y encontrar gracias a tiendas como la mencionada al principio, el aceite de CBD ofrece muchas ventajas para el cuidado personal, bien se trate del tratamiento de patologías o, también, del cuidado estético.

Salud y malestares

Durante muchos años, el aceite de CBD de alta pureza se ha estado asociando al tratamiento de tumores malignos, cáncer y otras enfermedades relacionadas, incluyendo linfomas o lupus. Muchas investigaciones muestran avances al respecto. Yendo un poco más a los padecimientos diarios, el aceite de CBD tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes muy poderosas -lógicamente, dependerá de la concentración de producto y la presentación que se adquiera en las tiendas-, por lo que su uso en la actualidad está asociado a malestares como los siguientes:

  • Estar en calma: la ansiedad, la depresión, la hipertensión, el estrés, son tal vez los malestares más frecuentes de las sociedades modernas. La mente intranquila por todo lo que esté sucediendo o pueda suceder es una situación muy frecuente y que genera a su vez muchos problemas de salud -derivados de los ya mencionados-. El aceite de CBD -y el cannabidiol en general- están recomendados para tratar estos padecimientos.
  • Dolores crónicos: el aceite de CBD de altas concentraciones -iguales o mayores a 20%- ha sido utilizado exitosamente durante mucho tiempo para el tratamiento de dolores crónicos, como los asociados a la artritis o artrosis, el desgaste articular o la osteoporosis; siendo lógicamente un producto ideal para aliviar el dolor y la hinchazón de golpes o molestias musculares producto del cansancio.

Estética

La industria estética está migrando hacia alternativas más naturales. Las personas son más conscientes del cuidado estético, y por tanto, también de la salud misma de su piel, y en ello los productos con alto contenido químico representan un riesgo.

Por esa razón, los productos derivados del aceite de CBD -e incluso, el aceite de CBD directamente- gozan de gran popularidad, sobre todo por ser un elemento que combate con bastante eficacia problemas como el acné o la psoriasis, pero también ayuda a eliminar los signos visibles de las cicatrices, las manchas producidas por el sol, a oxigenar e hidratar la piel, de modo que también en esos casos, este elemento derivado del cáñamo representa una solución efectiva.

Share