Seis elementos decorativos que no pueden faltar en un baño moderno

Share

Decorar un cuarto de baño moderno puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza para alguien que no tiene bien definido su estilo o que simplemente no está muy experimentado en la materia. El baño es posiblemente uno de los espacios de la casa a los que menos atención se les presta, en términos de interiorismo y decoración, a pesar de tratarse de una estancia fundamental del hogar. Las opciones que se esconden detrás de la decoración de un cuarto de baño son múltiples y variadas, por lo que es preciso marcar de antemano por dónde pasan nuestros gustos y preferencias. A continuación, exponemos algunas ideas que vendrán muy bien para estilos modernos.

 

Colores y accesorios

 

En primer lugar, es preciso acabar con la tradicionalidad de los colores blancos y pálidos. Es cierto que éstos aportan una importante atmósfera de espacios grandes, pero el precio que hay que pagar a cambio es incurrir en una estética aburrida e insípida, sin tintes de intensidad. Ante esto, con el fin de obtener un tono más divertido y capaz de generar un estado de ánimo más positivo sin renunciar a la sensación de amplitud, lo ideal es incluir accesorios de tonalidades más excitantes, ya sea mediante recipientes, toallas o estampados, entre otros.

 

Vinilos

 

Por su parte, el uso de vinilos decorativos es otra de las grandes opciones cuando se pretende alcanzar un estilo más actual. Se trata de un elemento que se presenta en múltiples formas y bajo diferentes motivos, por lo que es fácil encontrar aquellos que se ajusten a nuestros requerimientos. Están diseñados para ser fijados sobre cualquier superficie, como mamparas, azulejos, espejos, etcétera. Uno de sus grandes beneficios es que su modo de empleo no entraña dificultad alguna, también cuentan con una larga vida y son muy económicos.

 

Arte

 

El arte es otra de las opciones que podemos considerar. Incluir pequeños cuadros o esculturas de tamaño reducido es un buen modo de aportar al baño un rasgo de elegancia sin renunciar a la vanguardia pretendida. Las posibilidades aquí son infinitas, ya que el mercado provee al consumidor de todo tipo de láminas y figuras pensadas para ajustarse a las exigencias más variopintas. Eso sí, dependiendo del tamaño del cuarto de baño, así serán las dimensiones de los objetos seleccionados, evitando así el exceso y el defecto.

 

Amplitud

 

Lograr un aspecto de espacio amplio es otra de las intenciones perseguidas en la decoración de un cuarto de baño moderno. Para ello, podemos jugar con un clásico, el uso de espejos amplios que aporten precisamente una mayor sensación de anchura. Otro truco que contribuye con esta causa, es el de recurrir a mamparas transparentes, que de igual modo inciden en el tema de la amplitud. En este contexto, la iluminación resulta crucial, lo idóneo en estos casos es invertir en puntos de luz que permanezcan empotrados.

 

Papel pintado

 

El papel pintado supone la renovación frente a la tradición establecida de los baños alicatados. Estamos ante el matiz que cargará de identidad y elegancia esta zona de la casa. El catálogo de papeles que se ofrecen en la actualidad está ampliamente nutrido, por lo que las opciones de acierto se multiplican. Eso sí, es importante contar con una precaución fundamental, el papel debe ser resistente al agua, e incluso de esta forma es importante no situarlo en zonas que puedan estar en contacto con el agua para evitar su distorsión.

 

Plantas

 

La inclusión de plantas o motivos florales crean un ambiente muy hospitalario que simula directamente el recuerdo de la naturaleza. Sin duda, una apuesta por una atmósfera de relajación en un rincón de la casa muy apropiado para ello. El catálogo de posibilidades es extenso, y es que puede elegirse una vegetación natural o, por el contrario, una artificial, dependiendo de cuáles sean las pretensiones. En el caso de inclinarse por la primera intención, hay que buscar plantas que necesiten poca luz y que sobrevivan bien a la humedad.

Share