Pescado congelado, más fresco y seguro

 

NUVEM DE BACALHAU

El pescado congelado, se ha impuesto cada vez más en esta era de la actualidad, siendo escogido por los consumidores en lugar del acostumbrado pescado fresco, y es que sus cualidades organolépticas son mejor aceptadas por los consumidores finales.

 

Desde que el mercado del frio se comenzó a implementar por las industrias de alimentación, para conservar y mejorar la calidad de los alimentos, los usuarios o amas de casa continúan inclinándose hacia esta opción al momento de escoger sus productos en el mercado, normalmente se adquieren congelados bien envasados, y estos se mantienen hasta llegar al hogar para ser metidos al refrigerador hasta el momento de su consumo, conservando sus cualidades homogéneas. En este sentido es importante mencionar que la industria del pescado es la favorita para este tipo de ventas de alimentos congelados, ya que su compra significa adquirir un producto que ya está limpio listo para cocinar y consumir, el cual puede tener una larga vida en su refrigerador sin dañarse mientras se mantenga a temperatura por debajo de los 18 grados.

 

Se debe descongelar de manera correcta antes de ser preparado, para asegurar que todos los nutrientes se mantengan se recomienda una descongelación lenta, si es posible programada desde el día anterior poniendo el pescado en la nevera, para así tener su óptima calidad. Este estilo es el más indicado debido al proceso que atravesó el mismo para ser congelado, el pescado es sometido a muy bajas por unos segundos nada más, creando partículas de hielo que no dañan su fibra y musculatura, por lo que si se descongela de manera rápida estaríamos provocando una alteración de la forma del hielo causando la ruptura de las fibras y la perdida de líquido, en este momento es donde se desperdician y eliminan cientos de vitaminas y minerales, cambiando la textura y alterando el sabor al ser preparados en la cocina.

 

Por el contrario siguiendo el adecuado y lento proceso de descongelación, se logra que el agua pase del estado sólido a líquido sin romper el pescado ni perder agua, de esta manera el resultado obtenido serán todas las propiedades y características casi exactas al pescado fresco.

Foto Eurofrits

Scroll al inicio