Maquillaje: elegir la base de maquillaje

La base es al maquillaje lo que el lienzo al pintor, sin una buena base de maquillaje y una buena colocación de la misma, el maquillaje se verá desprolijo y deslucido, a pesar de que destaquemos ciertos rasgos.

La base cumple la función de emparejar el color y la textura de la piel, cubriendo algunas imperfecciones de la misma, por supuesto si tienes un cutis perfecto, puedes maquillarte sin base, sobre todo durante el día cuando se lleva un maquillaje más ligero y sencillo, pero, ¿cuántas de nosotras tenemos un cutis perfecto?

Los diferentes tipos de base de maquillaje se distinguen, además de por su color, por su textura; las hay más o menos líquidas, más o menos aceitosas, más o menos cremosas, etc.

Cuando elijas la base de maquillaje debes tener en cuenta tu tipo y color de piel, ya que de ello depende el éxito de tu maquillaje.

Tipos de base:

Base cremosa

La recomendamos para mujeres con piel seca, ya que su textura es más «grasosa» y pesada que la de las bases líquidas. Un buen tip es mezclarla con un poco de crema hidratante para volverla más fluída y que se extienda fácilmente. Es una base de maquillaje sumamente cubritiva, por lo cual tapa casi todas las imperfecciones que podamos tener en nuestro rostro y brinda un acabado perfecto.

Base líquida

Es el tipo de base de maquillaje que se esparce con más facilidad, ya que su textura liviana así se lo permite. También es cubritiva, aunque no tanto como la base cremosa, por lo que luce sumamente natural y ideal para el maquillaje diario. Este tipo de base, por su textura, tapa menos los poros que la anterior, aunque siempre es bueno optar por una base de maquillaje hipoalergénica y anticomedónica si tenemos piel sensible, o tendencia a tener puntos negros

Base compacta

Esta base es una combinación de la base de maquillaje cremosa y el maquillaje en polvo, por lo cual resulta apta para pieles normales o mixtas y se aplica con gran facilidad, por lo cual resulta a prueba de inexperientes. El único cuidado que se hace indispensable es no pecar por exceso, ya que es muy difícil quitarla luego. Luego de colocada es indispensable pasar un disco de algodón por el rostro para eliminar posibles excesos y lograr una apariencia aterciopelada.

Además de elegir tu base de maquillaje según tu tipo de piel, debes prestar una especial atención al color de base que utilizarás de acuerdo a tu tono de piel, ya que es de suma importancia para obtener un acabado natural. Lo ideal es probarte la base de maquillaje en el dorso de tu mano, ¡el tono que se confunda con tu piel es el adecuado para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio