El karma de nuestras vidas ¿Cómo hacerlo favorable?

Si haces el mal, el mal llegará a tu vida y a la de tus seres queridos, si haces el bien pasará lo contrario. En eso consiste a groso modo el karma (acción), un término budista para definir una especie de efecto rebote de las energías, todo se trata de causa y efecto. En la vida real no siempre es así o eso parece. A veces somos testigos de situaciones injustas en donde sus culpables no tienen el “merecido castigo”, pero es importante preguntarnos ¿el debido castigo que pensamos es el mejor en ese caso?

La energía trabaja para que todo en el universo se mueva en equilibrio, nuestros pensamientos, actividades y expresiones verbales y no corporales deben estar en sincronía. En el plano físico, cada acción, cada decisión tiene efectos en nuestras vidas y en la vida de otras personas, dependiendo de ese impacto será la futura retribución positiva o negativa.

El tiempo. “Cada acción del pasado tiene un efecto en el futuro”

El tiempo no es importante en el sistema karmático, aunque sí tiene su función. En el momento menos esperado, sin importar los meses o años que pasen, las consecuencias llegarán una tras otra. Lo mismo aplica para las vidas pasadas, si en otras épocas y con otros cuerpos cometiste actos destructivos o positivos contra alguien eso regresará en algún momento. Nadie se salva del karma.

Hazlo positivo

 

  • Siempre trabaja para el bien, vive tu vida de forma tranquila, sin hacer daño a los demás, a menos que sea en defensa propia. Toda energía negativa volverá a ti o a los tuyos.
  • El mal se refleja en la llegada de enfermedades, crisis en las finanzas personales, relaciones amorosas con conflicto y más.
  • Practica la meditación, la concentración y la conexión con la mente, el cuerpo y el espíritu.

Un consejo de Daery Regalos

 

 

Scroll al inicio