Qué hacer si recibes un fuerte golpe en los testículos

Share

Si tienes la mala suerte de recibir un golpe en los testículos, es recomendable utilizar algún tipo de soporte escrotal (suspensorio) y aplicar compresas de hielo en la ingle lo más rápido posible para reducir la hinchazón, volver a aplicar cada 3-4 horas después de las primeras 12 horas o menos. Un analgésico antiinflamatorio (ibuprofeno por ejemplo) puede ser útil. Si la hinchazón o sensibilidad no se reducen en 24 horas, o si se pasa la sangre en la orina, consulte a un médico urgentemente. Si un vaso sanguíneo tiene fugas, puede ser necesario reparar quirúrgicamente. La sangre en el escroto o la distensión de las venas en el escroto, puede elevar la temperatura de los testículos y reducir o detener la producción de espermatozoides. Eso definitivamente no es una parte del cuerpo que deseas correr riesgos! La mayoría de los hombres no tienen ni idea lo peligros que puede acarrear un mal golpe en la zona y lucen totalmente fuera de combate cuando reciben un golpe en los testículos. Si has recibido un golpe fuerte en ellos, existen formas para al menos disminuir la sensación tan fuerte de dolor que conlleva un golpe en tan importante parte del organismo masculino. Este método es tan sencillo y garantizado para aliviar el dolor y la presión casi de inmediato. Cuando un hombre es golpeado en los testículos, experimenta un dolor extremo, acompañado de varios otros síntomas. La razón por la que es tan doloroso, se debe a que los testículos de un macho tienen muchos nervios sobre ellos, que son causantes del dolor cuando se golpean. Al mismo tiempo, cuando un hombre es golpeado, se contraen los músculos abdominales, lo que provoca la pérdida de la respiración, que a menudo se interpreta como que se le fue la voz. Cuando recibas el golpe es recomendable que te acuestes de inmediato boca arriba y abras lo mas que puedas tus piernas, aflojarte lo mas que puedas la zona, si es posible déjalos al descubierto, busca hielo recubierto por una toalla en el caso de que no tengas compresas. Masajéate suavemente los testículos con la punta de los demos, haciendo movimientos suaves. Luego de esto trata de brincar para que todo el cuerpo se recupere del impacto producido. Si notas que al rato tu escroto cambia de color siendo ahora morado, aunque ya no t duelan, visita un medico cuanto antes.

Share