¿Por qué seguimos siendo solidarios en tiempos de crisis?

Share

El psicólogo y profesor del departamento de personalidad, evaluación y tratamiento psicológico de la UB, lo relaciona con la teoría de la evolución. Los comportamientos que dan buenos resultados perduran. Y la solidaridad es uno. “El mismo origen de la célula proviene de la colaboración y gracias a ello se han conseguido cosas que no habrían conseguido por separado”.

Las ONG coinciden en que el incremento de la pobreza ha sido un factor determinante para hacernos seguir siendo igual de solidarios, o incluso más que en épocas de bonanza económica, aunque tenernos que apretar el cinturón.

Además, explican que este factor puede haber hecho que ahora seamos más sensibles a las necesidades de los que están cerca de nosotros. Y esto ha hecho variar el destino de la solidaridad. Más pobres aquí, más ayuda para los necesitados de aquí. La crisis, pues, nos hace ayudar más en casa y menos en los países en vías de desarrollo.

El egoísmo, pues, nos puede ser útil a corto plazo pero, a la larga, colaborar siempre sale más a cuenta.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.