El Poke, un rico plato hawaiano

Share

Directo de las aguas hawaianas a tu mesa, una versión alternativa del poke para disfrutar en tu casa

Aun si no te encuentras en Hawái, tu paladar puede sentir el sabor de sus platos en la cercanía de tu hogar con esta versión de plato, preparada con ingredientes que puedes encontrar, en los establecimientos cercanos a tu casa.

Esta versión de la ensalada hawaiana de pescado, mantiene su frescura característica. En esta ocasión utilizaremos atún, algas y aguacate, pero podrás personalizarla con los ingredientes que más te gusten y los que tengas en tu despensa.

Te recomendamos prepararlo con atún fresco de alta calidad y almacenar bien, bajo congelamiento el producto que no vayas a utilizar para evitar enfermedades como anisaki. En el caso de las algas, hemos utilizado hijiki y wakame, tú puedes obviarlas o cambiarlas por la alternativa que prefieras, sin que esto altere la calidad de la preparación en caso de que no se te haga fácil conseguirlas.

Para preparar esta recetas estos son los ingredientes que debes tener, recuerda que estas cantidades son las necesarias para preparar una porción.

  1. Una vela de aproximadamente 180 gramos de atún
  2. Una cucharadita de algas wakame secas
  3. Media cucharadita de algas hijiki secas
  4. Un cuarto de cebolleta
  5. 3 tallos fresco de cebollinos
  6. Medio aguacate en su punto
  7. Media cucharadita de sésamo negro y blanco tostadas (si así las prefieres)
  8. Una cucharadita de salsa de soja del tipo baja en sal
  9. Un cuarto de cucharada de aceite de sésamo
  10. Una pizca de cayena
  11. Jugo de limón
  12. Una pizca de sal

 

 

¡Ahora ya estás listo para preparar tu ensalada! Estos son los fáciles pasos que debes seguir y no te llevaran más de 15 minutos.

  • Si tu pescado está congelado, recuerda descongelarlo la noche anterior y secarlo con papel absorbente antes de que lo cortes en cubos del tamaño de un bocado.
  • Rehidrata con agua caliente las algas por 5 minutos, deja que escurran y sécalas.
  • Pica la cebolleta, el cebollino en pedazos finos y trocea sin piel el aguacate
  • Remoja el aguacate en jugo de limón
  • Mezcla el pescado, la cebolleta, la mitad del cebollino y las algas, para luego añadir la salsa de soja y el aceite de sésamo
  • Colócalo en el cuenco o ensaladera que lo servirás, rocía la preparación con cayena y sal y decora con el cebollino.

Lista la preparación, es hora de la degustación:

En este plato no tenemos como fin llegar al marinado, es por esto que la ensalada no debe estar en reposo por un tiempo superior a 5 minutos.

 

Para complementar el plato y convertirlo en una comida completa, puedes acompañarlo de una guarnición de arroz blanco, el cual puede ir también, con fines decorativos, en la base del cuenco antes de servir la ensalada.

Ahora ya tienes en tus manos la herramienta para preparar este delicioso, fresco y nutritivo plato ¡no esperes para disfrutarlo!

 

Share