El origen del pensamiento positivo en la ley de atracción

Share

Pulgar, Alta, Pulgar Hacia Arriba, Dedo, Mano, Positivo

La riqueza es una cualidad que tiene el ser humano de ver en abundancia tanto un objeto, como un sentimiento, permitiendo que la riqueza equilibre tu nivel emocional hasta estabilizarlo, muchas personas buscan la riqueza terrenal, abasteciéndose monetariamente, otras buscan la riqueza en lo espiritual, como Bob Marley citaba ‘’Quizás no tengamos el mismo concepto de riquezas’’, esto se debe a un pensamiento autóctono de estabilidad emocional.

Napoleón Hill logra alcanzar un entendimiento de riqueza, unificando ideales espirituales y terrenales, en lo astral, nacido en estados unidos (1883 – 1970) conocido por su obra literaria ‘’Piense y Hágase Rico’’ donde vemos una explicación amplia de la doctrina de la ley de atracción, concebida de la metafísica y pensamientos del video documental ‘’El secreto’’ escrito por  Rhonda Byrne.

Surgimiento de la fórmula del éxito

Con tan solo 13 años de edad Napoleón Hill promueve su carrera de escritor púbero en un periódico de su pueblo Virginia – Estados Unidos. Llevando una carrera aparte como la abogacía, que por recursos económicos opta por retirarse sin culminar la carrera.

En 1908 a sus 25 años de edad, Napoleón Hill alcanza un punto importante en su carrera personal como escritor, llevando a cabo una entrevista con un magnate de la época, el hombre más rico de Estados Unidos Andrew Carnegie. Carnegie al notar el entusiasmo de Napoleón Hill, le encarga una tare de suma importancia la cual asume con responsabilidad, y es llevar a cabo 500 entrevistas a los hombres y mujeres más poderosos y ricos económicamente de Norteamérica, para así dar con la fórmula del éxito y esta poder ser duplicada en masas, Un trabajo que se llevaría a la persona promedio de Norteamérica.

La fórmula del éxito que Andrew Carnegie le encarga a Napoleón Hill, le toma 20 años para su publicación, saliendo a la luz pública en 1928, titulándose ‘’La ley del éxito’’, teniendo alrededor de mil páginas esta obra literaria de Napoleón Hill que ahínca sus pensamientos con más profundidad en un proyecto personal, derivado de ‘’la ley del éxito’’ y constituye en 1937 un libro titulado ‘’Piense y hágase rico’’ con más de 30 millones de copias en la actualidad.

Alcanzando un estatus fuerte, a pesar de pasar una prueba dura en el tiempo de la Gran Depresión en ese año 1937, su libro hace simpatía a la población, por su capacidad de dar entendimiento a la auto superación humana, y solucionar sus problemas tanto emocionales como existenciales en su totalidad. Proveniente de la mente del empresario mas exitoso que tuvo Estados Unidos en esa época Napoleón Hill, sigue con la ayuda y tutela de Andrew Carnegie.

Este libro ha pasado la prueba del tiempo, desde que fue publicado por primera vez durante la Gran Depresión en 1937, con consejos atemporales para la comprensión de las emociones y el pensamiento humano, sacados directamente de la mente de uno de los empresarios más exitosos que ha tenido Estados Unidos: Andrew Carnegie.

Siguiendo con la fórmula del éxito, y llegando a las localidades mas rurales, para dar a entender el conocimiento que pueda tener un personaje rico, que un personaje urbano y campestre no obtenga, este libro opto por facilitar esa ciencia, con 13 principios elementales que todo hombre y mujer puede llevar a cabo con entusiasmo.

  1. El deseo
  2. La fe
  3. La autosugestión
  4. El conocimiento especializado
  5. La imaginación
  6. La planificación organizada
  7. La decisión
  8. La perseverancia
  9. El poder del trabajo en equipo
  10. El misterio de la transmutación del sexo
  11. La mente subconsciente
  12. El cerebro
  13. El sexto sentido

Positivismo aplicado en la confianza

La posibilidad esencial de que una persona obtenga frutos, está en su forma de ver las cosas, de esta manera nos permitimos crear en nuestras mentes, y luego hacerlo realidad en nuestras manos, decía Napoleón Hill. La mente positiva, ínsita a la mente activa, a la mente creativa, que nos permite pensar en los 13 factores esenciales ya mencionados.

Mantener un porcentaje mayor en el positivismo, permite bloquear todo pensamiento negativo que podamos crear en nuestra mente, en esto consiste que no traeremos cosas malas a nuestras vida, por ende podremos evitar lo que no queremos, y podemos darle autoridad a nuestra vida de atraer lo que en un tiempo estuvimos buscando, de esto se trata la ley de atracción o la fórmula del éxito.

La confianza implica en darle potestad a cada pensamiento, y no dejar que nos domine, si no designar un pensamiento a cada tarea, nos estamos embarcando más en la metafísica, de atraer a nuestro ser, a nuestro estado físico todo lo que nosotros deseemos, enriqueciéndonos no solo monetariamente, si no en salud, paz espiritual, individualmente y lo que nos rodea. Permitiremos tenernos confianza cuando conozcamos de fondo estos elementos y mejor todavía cuando lo llevemos en práctica positivamente, con el fin de ir abonando a la riqueza que buscamos.

Por estas razones el libro de Napoleón Hill ayuda a la sociedad de 1937 la cual crece en una época denominada la época de la Gran Depresión, como un libro de auto ayuda y superación personal.

Pasos breves a seguir

Resumiendo en 4 aspectos fundamentales, Hill nos permite entender mejor la práctica de una mente activa positiva en la ley de atracción las cuales son.

 

  • Tener un propósito: trazar una línea de dónde venimos, donde estamos, y para donde vamos es importante para conocer el contexto del campo que tenemos por delante, y así dar acción a nuestras cualidades de dirigirlas con un acto positivo, llevando a cabo una meta o un propósito de lo que buscamos y queremos.
  • El deseo: ya con un propósito definido, es necesario desearlo, darle valor y ponderación a ese propósito, por lo tanto enmarcas las metas es importante de que tanto somos capases de dar por ellas, no está en el concepto de desearlo, está en la práctica de cuanto deseas ese propósito que te llevara a cumplir tus metas.
  • Dedicación: A medida que la madurez humana acrecienta, nos damos cuenta en que hemos dedicado nuestro tiempo, esto implica que tus deseos asi como los pides, asi como los piensas y así como le das un valor significativo, debemos darle tiempo y esmero, la constancia importa mucho si se busca un resultado, no en la cantidad de tiempo que duremos realizando un trabajo, si no en la calidad que hagamos ese trabajo estará el resultado dedicado a dicho trabajo.
  • Perseverancia: Con metas largas, mayor cantidad de obstáculos, con metas a corto plazo, mayor tamaños de obstáculos, esto quiere decir que nos implantemos una meta sea cual sea, siempre tendrá obstáculos que con las herramientas dadas se utilizaran para aprender y ser superado ese obstáculo, daremos énfasis en la constancia y en la disciplina que se tenga que tener para ver cada obstáculo que se atraviesa como un paso más cercano a la meta que nos propusimos.

Con la esperanza de formar una opinión propia del lector, se invita a leer e indagar más sobre los libros mencionados, y la ley de atracción del documental ‘’el secreto’’, para mantener una mente positiva y trabajadora en lo que queremos. Permitirá generar una opinión propia y creciente, jamás descendiente.

 

Share