Los hombres y el temor al compromiso

Share

fobia-compromisoLos hombres tienen fama de ser muy valientes, y de enfrentarse a situaciones peligrosas con más facilidad que las mujeres. Sin embargo, hay una situación a la que le temen más que la mayoría de nosotras, y es a pasar de un romance a una relación seria. Su temor al compromiso puede, incluso, hacerles perder a la compañera ideal para que tengan que arrepentirse cuando ya sea demasiado tarde.

Si tu novio tiene este problemita, y ya quieres definir que pasará con tu relación, para evitar asustarlo más de lo que ya esta, cuando hables con él, deberías saber que su miedo al compromiso se debe a que:

Puede pensar que le cortarás la libertad: la mayoría de los hombres piensan que al formalizar una relación, tendrán que estar a disposición de su pareja y pedir permiso como un niño para todo lo que quiera hacer o comprar. Si bien, esto puede terminar ocurriendo, no es necesario que lo sepa ahora. Así que una forma de disuadirlo de que tengas estas “negras” intenciones de cortarle las alas, es demostrarle que también tienes tu vida, tus amigos, tu carrera y que no necesitas estar todo el tiempo con  él. A un hombre le gusta saber que te puede dar seguridad; pero no, que no puedes vivir sin él.

Otro temor que tienen es que no pueda ser la pareja perfecta: al principio de una relación las cosas pueden verse muy bien, pero todo hombre tiene miedo de que con la convivencia vayas a decepcionarte de él. Para evitarle este trauma, dale a conocer tus gustos de manera directa o sutil, y demuéstrale que no tiene por qué ser todo tan perfecto.

Algo que también le asusta es pensar que no volverá a estar con otra mujer: esto es algo que sin duda afecta más a los hombres que tuvieron y tienen la posibilidad de salir con muchas mujeres. No deja de molestarnos la idea de que piensen que se aburrirán si están sólo con una, pero pueden temer que eso ocurra. Para evitar que piensen así, deberás demostrarle que no todo gira alrededor del sexo, que pueden hacer muchas cosas juntos y así nunca tendrán tiempo para aburrirse uno del otro.

Finalmente, el otro temor común es que tu cambiarás: esto es algo que suele pasar, al cabo de unos meses o unos años, puede que te vuelvas una gruñona o una mandona, o peor aún, que te descuides y no te parezcas para nada a la mujer de la que se enamoro. Por esto, no debes descuidar nunca los buenos modales delante de él, y demostrarle que aunque pase mucho tiempo siempre seguirá tratándolo con la misma consideración y respeto que la primera vez.

Foto vía: Aol Latino

Share