Las cosas que ellos nos envidian

Share

ser-mujer

Aunque siempre decimos que la balanza siempre se inclina al lado de ellos, y que son los hombres los que disfrutan más, porque por regla general tiene más poder, mejores salarios o más libertad; sin embargo, hay cosas que ellos nos envidian, y que no podrán tener nunca… ¿quieres saber cuáles?.

Reuniones interminables con las amigas

Nada de lo que haga un hombre, se parece siquiera a las divertidas y largas charlas con las amigas, de las que sólo disfrutamos nosotras. No importa si es en la casa de alguien o en un local de moda, las salidas “sólo de chicas”, no sólo nos relajan y renuevan, sino que sirven para aprender interesantes cosas que sólo se cuentan entre mujeres. Ni que decir de la diversión adicional de arreglarse para la cita, porque algo es muy cierto, las mujeres ponemos más atención a nuestro vestuario cuando queremos ser admiradas por otras mujeres, que son las que realmente lo notan, verdad?

La magia del maquillaje

Aunque generalmente los hombres dicen estar en contra del maquillaje y todo lo que no sea “natural”, seguramente notan la diferencia y la frescura que puede dar un maquillaje bien aplicado. Las mujeres tenemos la ventaja de vernos bien (con los productos necesarios) aunque la noche anterior haya sido demasiado larga, o estemos realmente cansadas, también están las infinitas posibilidades de corregir defectos, disimular y destacar la parte del rostro que se nos ocurra.

Más opciones para elegir

Aunque actualmente la mayoría de las mujeres queremos ser independientes, triunfar en una profesión y generar nuestros propios ingresos; pero, si decidiéramos casarnos (con algún millonario) y dejar de trabajar, nadie nos recriminaría por eso. De igual manera, si queremos ser madres pero no tener una pareja,  podemos hacerlo. A un hombre se le complica mucho más tomar decisiones como estas.

La bendición de la maternidad

Aunque suene trillado comentarlo, una madre siempre tiene mayor relación con sus hijos desde el momento en que se entera que esta embarazada. Los hombres suelen ser relegados durante las etapas más importantes del embarazo y el nacimiento del bebé, lo que no deja de hacerlos sentir extraños y desconcertados. El don de generar vida es algo que la mayoría de ellos admiran y respetan.

Imagen vía: MILI0017

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.