Jennifer López pillada en un descuido

Share

Ya sabemos que los famosos son de carne y hueso, que sufren, sienten y padecen como cualquiera del resto de los mortales, que tienen sueño, gases y dicen palabrotas…, pero claro, pocas veces les vemos bajarse del pedestal de perfección en el que parecen ir pegados como moscas a la miel…

Jennifer López

Esto es lo que le ha pasado a una de las máximas exponentes del “antes era una chica del montón pero no veas como me he puesto de mona a golpe de talonario”. De acuerdo en que materia prima no le faltaba a la mujer, pero de ahí a ser la mujer de cera y absolutamente artificial que es hoy en día hay un abismo. Para los y las que esteis pensando que me corroe la envidia ya os puedo ir adelantado que no.

Jennifer López en bikiniJennifer López nunca ha ocultado que es una mujer de curvas, latina, de generosas proporciones. A veces esto le ha proporcionado jugosos dividendos, miradas lujuriosas y puede que algún que otro contrato cinematográfico, porque talento como actriz, la verdad, es que tampoco. Es muy probable que esa retaguardia que tanto es admirada a ella le cueste más de un disgusto (al verse con determinadas prendas) y numerosos sacrificios, que esas carnes también han de cuidarse, principalmente para que no aumente el perímetro.

Celulitis Jennifer LopezUna mujer normal dentro del mundo de lo irreal

Como el dinero (casi) que todo lo puede, y digo “casi” porque está claro que en el caso de los famosos tampoco puede comprar la felicidad, ella ha tirado de bisturí y se ha reducido el trasero, de hecho recientemente la hemos podido ver en uno de sus últimos conciertos y ni resto del pompis de antaño, oye, casi pasaba por “plana”, aunque mucho me temo que todo volverá a su sitio, como la cabra tira al monte, tiempo al tiempo y lo veremos…

Es conocido que no es el único arreglo que se ha hecho, y a tenor de la imagen que circula por internet de un “pequeño” descuido (provocado por el propio movimiento al caminar o la acción de un inoportuno viento)  con un vaporoso traje me pregunto hasta qué punto es necesario tanto retoque ya que, a pesar del dinero invertido, se siguen luciendo los rasgos intrínsecos a la anatomía femenina, aquellos fruto del efecto hormonal, moverte menos que una longaniza en un secadero y darte algún que otro capricho culinario, no lo critico, al contrario, que triste sería la vida sin disfrutar de todo eso de vez en cuando.

Jennifer Lopez, una mujer normal

Cuando se muestra en su vida cotidiana: de compras, dándose un tranquilo baño, comiendo en un restaurante, etc…, mejor dicho, cuando no ha de posar, poner buena cara aunque esté de mal humor, y poner “morritos” se nos presenta como lo que es, una mujer normal con la enorme diferencia de que quiere tener un hueco dentro de un mundo que encumbra por algo tan superficial como el grosor de los labios, el brillo del pelo o el contorno de la cadera.

En el fondo que me da un poco de pena, desayunarse con esa imagen de uno mismo, poniendo al descubierto aquello por lo que luchas en ocultar, debe ser un poco frustrante, pero ¡ y lo a gusto que nos quedamos las demás!!

Y para endulzar un poco el mal rato de sus incondicionales os dejo con uno de sus últimos trabajos, “On The Floor”, versión de la famosa lambada que causó furor en la pasada década de los 80.

Share

Una idea en “Jennifer López pillada en un descuido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.