Como evitar el insomnio

Share

suenoNunca debemos pensar que el insomnio simplemente es malo, porque es interesante recordar que se puede dormir mucho y mal (que no es bueno), o poco y bien (que sí es saludable). Hay que saber que el sueño, las horas que uno necesita para descansar, es tan de “cada uno” como la propia personalidad.

Hay personas que solo necesitan cuatro o cinco horas de sueño, así como otras necesitan por lo menos ocho horas para poder descansar correctamente. Por eso hacíamos notar que no siempre significa descansar el conciliar el sueño rápidamente.
La única manera de poder evaluar la calidad de  nuestro sueño es a través de la eficacia de nuestro cerebro cuando aún estamos despiertos. Porque lo que sí, es seguro es que en la medida que nos afecte el insomnio es señal muy clara de que algo en nuestro organismo no funciona como debe ser.

Las píldoras para dormir que casi siempre han sido el refugio de la gente insomne, con el uso continuo de las mismas demuestran que se llega al costumbrismo, y no se las puede dejar de tomar después de un determinado tiempo de haberlas empezado a utilizar como solución del momento. Por lo tanto en vez de hacernos sentir mejor y de poder abandonarlas se llegan a consumir por el contrario en mayor cantidad para que surtan efecto positivo.

Tenemos entonces algunos consejitos que consideramos son saludables para aquellos que sienten temor a acostarse por el hecho de dar vueltas y mas vueltas en la cama sin poder dormir hasta muy altas horas de la madrugada.

Ahí van:

  • No se vaya a la cama acordándose de lo malo que le paso en el día, no piense en cosas negativas, solo hágase a la idea que mañana va a resolver los problemas que se le plantearon, sin ninguna duda, y que seguramente va a salir adelante. Pensar en positivo es saludable, y así se logra atraer lo bueno.
  • No coma comidas pesadas o fuertes, eso hace que la digestión sea muy lenta y provocan la compresión del diafragma, manteniéndonos despiertos igual una noche entera.
  • Trate de no hacer deportes competitivos a última hora que lo pongan nervioso, porque harán que no vaya tranquilo a la cama. Estas actitudes juegan un muy importante papel en contra de un descanso reparador y placido.
  • Por último, antes de irse a la cama, sumérjase en un baño calido, y disfrútelo un buen rato, para luego acostarse llevándose de compañía un buen libro que le ayudara a olvidarse de los problemas del día, y que  seguramente logrará que piense que no fueron tan importantes.

Foto vía: http://honderobalear.lacoctelera.net

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.