girl-2366438_640

¡Esta nueva forma de llevar los pendientes te quitará un peso de encima!

Share
https://pixabay.com/es/chica-maquillaje-hermosa-ojos-pelo-2366438/
https://pixabay.com/es/chica-maquillaje-hermosa-ojos-pelo-2366438/

Olvídate de buscar los pares perdidos de tus pendientes, ya es muy común que desaparezcan. Y, además, regresó la tendencia de llevar los pendientes impares. Empieza a buscar los que habías tirado en el fondo del joyero y únete a esta tendencia de llevarlo en una sola oreja.

Esta nueva moda de llevar un solo pendiente, también está acompañada del mismatch o de llevar dos aretes pendientes diferentes. Este estilo ha sido utilizado por estrellas como Emma Watson, Gwyneth Paltrow y Saoirse Ronan.

Existen diversas formas de llevar este tipo de look. Tampoco es que utilizarás cualquier pendiente, la idea no es que parezca que perdiste uno. La finalidad es dejar claro que quieres lucir así tus pendientes, que la cara se vea despejada y el uso de joyas parezca reducido. Entre las formas más conocidas de llevarlo se encuentran:

  • Flores de cerámica: Se trata de una gran flor de cerámica con cristales. Va muy bien para estilos elegantes. Del lado donde no llevas este pendiente, peinas tu cabello con unas ondas clásicas. Kendall Jenner, durante el desfile de Michael Kors, lució este estilo con una pieza de color blanco y con un peinado del lado opuesto,
  • Tipo candelabro: Los pendientes tipo candelabro son aquellos bastante largos, que pueden llegar hasta los hombros. El peso de este tipo de accesorio, se compara a su tamaño. Pueden ser utilizados tanto con cristales, como sin ellos. Lo ideal es acompañarlo con una pieza diminuta y delicada del otro lado. A pesar de que el pendiente chandelier pasó de moda desde los años noventa debido a su peso y el exceso que le daba a la cara. Volvió este año, demostrando que de utilizarlos sin pareja es ideal.
  • El mismatch: Es la forma de llevar los dos pendientes, que no sean exactamente iguales, pero que sí tengan armonía. Una pareja de Chopard, puede ir bien si se lleva uno de esmeraldas y otro con perlas.
  • Mismatch combinado: Se trata de un pendiente con metal, madera, cristal, plástico y un mineral de color. Puede utilizarse tanto solo, como combinado tipo mismatch con un arete chico del otro lado.
  • Elegantes y grandes: Como todo, tienen su público, aquellos que detonan elegancia y delicadeza. Para aquellas que quieran un estilo serio o para ir al trabajo. Existen las joyas como las de Roksanda que tienen destellos dorados.
  • Gruesos: La propuesta de Loewe, viene para añadir a los impares también pendientes cortos, gruesos y en diferentes tonos como el blanco, el negro, el beige, y el ocre.

Para lucir este estilo, hay que tener cuidado al elegir la pieza correcta y cómo combinarla tal como nos indican desde Closs. Si el pendiente que utilizas no tiene la presencia necesaria, puede parecer como que realmente fue que olvidaste el par en casa. Algunos pendientes muy cortos, no funcionan bien solos.

Por otro lado, añadir otro tipos de accesorios al azar, como los famosos chokers, pueden restarle protagonismo a la esencia verdadera de llevar un solo pendiente.

Share