Dieta para mamás que amamantan.

Share

Al contrario de lo que se cree comúnmente, las necesidades alimenticias y energéticas son mayores durante la lactancia que durante el período de gestación.

Ello es así porque la producción de leche materna implica un gasto calórico de 700 calorías por día.

A pesar de que esa demanda de calorías suele extraerlas el cuerpo de las reservas de grasa, es decir, los kilos que la madre acumuló durante la gestación, no suele ser suficiente, siendo necesario acompañar con una alimentación variada y balanceada.

Por lo tanto, la mamá en lactancia deberá consumir 500 calorías adicionales por día para producir la leche necesaria para el bebé. Dicha ingesta adicional deberá provenir principalmente de lácteos descremados y cereales integrales, hasta que el bebé cumpla los 6 meses, momento en el que el bebé comienza a incorporar sólidos y requerirá menos leche materna.

Una dieta sana para la mamá y el bebé debe tener:

  • Granos enteros, trigo, arroz integral, cebada, avena.
  • Frutas y verduras: tanto crudas como cocidas.
  • Alimentos que provean proteínas tanto de origen animal: lácteos descremados, pescados, carnes, huevos; como de origen vegetal: lentejas, garbanzos, porotos, soja.
  • Alimentos que provean grasas mono-insaturadas y poli-insaturadas: aceite de oliva y canola, almendras, nueces, palta, semillas de lino y chía.
Share