DECORACIONES SENCILLAS

Share

 

 A los niños pequeños les encanta hacer cosas con las manos, algo por lo que es muy importante tener siempre a nuestro alcance una buena cantidad de materiales con los que hacer objetos sencillos pero coloridos, para que los niños puedan disfrutar del resultado de su trabajo con nuestra ayuda.

Las manualidades para niños tienen que ser fáciles de hacer, por lo que no conviene ser demasiado exigentes con ellos, sobre todo si los niños son muy pequeños. Podemos realizar figuras con las que poder decorar la habitación colgándolas unidas a un hilo o colocándolas sobre los muebles,. También se pueden fabricar sus propios juguetes, aunque conviene en este caso tener la certeza de que no habrá piezas que se puedan desprender del objeto y que el niño pueda meterse en la boca, lo que conllevaría un riesgo de asfixia.

 

Podemos aprovechar los rollos de cartón del papel higiénico usados para hacer estas figuras. También podemos comprar cartulinas de colores y realizar cuadros y posters para colocar en la habitación, o utilizar revistas y periódicos viejos para hacer collages, otra idea que además de económica es ecológica y enseña a los niños la importancia de aprovechar todo lo que se pueda para no desperdiciar nada, aunque lo que usemos parezca en un principio que no tiene ninguna validez.  De este modo nuestros hijos crecerán sabiendo que para tener algo muchas veces no es necesario gastarse una gran cantidad de dinero, sino que es mejor y más divertido realizar nosotros mismos los trabajos.

 

Por supuesto, debemos ser conscientes de las limitaciones de los niños, y tener en cuenta que con cada edad se podrán conseguir resultados y realizar manualidades y artículos diferentes. No seamos demasiado exigentes con los niños, pues de otro modo no lograremos que ellos disfruten de las actividades.

Fotomural mapa de la Europa antigua

La decoración de la habitación de un adolescente

Cuando un niño comienza a crecer y pasa de ese periodo en el que jugaba con sus carritos a estar en crecimiento y pensar en otro tipo de cosas, es importante que los padres lo noten y les ayuden a sus hijos a cambiar su entorno para facilitarles el proceso de adaptación a una nueva etapa que están comenzando a vivir.

La habitación de un adolescente es una parte muy importante de su vida debido a que en esta pasa bastante tiempo durmiendo, haciendo tareas, escuchando música, viendo televisión, entre otras cosas, por ello decorar este sitio de acuerdo a la edad de la persona es una de las principales actividades en las que deben colaborar los padres durante el crecimiento de sus hijos, pues en esta etapa la persona tiene una personalidad que se encuentra modelando.

El hablar con el adolescente para saber sus gustos y que le llama la atención puede ayudar no solo a seleccionar una temática para decorar la habitación con algún afiche, figuras, murales o instrumentos que ayuden a su desarrollo integral como persona, también es de vital importancia para afianzar la confianza que puede depositar este adolescente en formación en sus padres, pues gracias a las charlas que surgen para ayudar en la decoración de su habitación generan un ambiente confortable con mayor facilidad.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.