Cuida los labios

Share

Exfolias la piel, aplicas contorno de ojos, antiarrugas o hidratante, sérum para reforzar las cremas de tratamiento, depilas y decoloras el vello,… son muchos los gestos que adoptas para mantener un aspecto impecable, pero… ¿qué haces con tus labios?

gestos para cuidar los labiosLa mayoría de las mujeres nos quejamos del mal estado de la piel de los labios cuando llega el frío, el motivo no es otro que la deshidratación provocada por la climatología, por el uso de productos cosméticos inadecuados, mojarse frecuentemente los labios, haber pasado una infección o dejarlos sin proteger. Lo que ocurre es que a veces un simple cacao no sirve, ni tampoco un labial súper-hidratante, sino en adoptar alguna medida extra que devuelva a esta atractiva zona del rostro un aspecto saludable y jugoso.

consejos para cuidar los labios

Cuando notes que aplicar la barra de labios es todo un poema porque los pellejitos hacen acto de presencia y deslucen el resultado es momento de ponerse manos a la obra, si bien lo recomendable es actuar eficazmente previniendo antes de que esto ocurra.

consejos para cuidar los labiosPasos imprescindibles para cuidar los labios.

1.- Exfoliar los labios.

Sí, como lo lees, igual que exfolias la piel de tu rostro o tu cuerpo. Puedes utilizar el mismo producto que usas para la cara, ya que su grano es más fino y suave que el exfoliante corporal, incluso lo recomendable es que lo hagas todo a la vez, es decir, aprovechar el momento en el que eliminas las células muertas del rostro para emplearte también con los labios, así no es doble trabajo. El mejor momento del día para realizar el tratamiento de belleza es por la noche, ya que después dejamos descansar la piel y contribuimos a que se regenere eficazmente con los productos cosméticos que aplicamos.

Puedes realizar la exfoliación una vez a la semana, pero no hay problema en aumentar su frecuencia a dos veces. Deberás, al igual que el rostro, realizar movimientos de rotación, más pequeños eso sí, y sin necesidad de frotar ni ser demasiado agresivos.

2.- Hidratación, protección

Cuando finalices tendrás que aclarar muy bien y cerciorarte de que no has dejado ni un resto del producto exfoliante. A continuación aplicarás un producto nutritivo, existen cacaos específicos para proteger, prevenir y reparar hasta los labios más resecos o estropeados.

Deberás adoptar la costumbre de emplear el cacao durante todo el día, como medida de protección, y siempre antes de irte a la cama, por la noche.

Si eres de las que prefieres usar durante el día un producto cosmético con color deberás decantarte por las formulaciones hidratantes, evitarás las barras de labios fijas y de larga duración, dando prioridad a los gloss y los labiales jugosos.

Si tu problema es persistente deberás procurar evitar todo aquel gesto que hace que tus barras de labios perduren mucho más tiempo, como aplicar una capa de polvos sueltos antes de aplicar la barra o utilizar el perfilador por todo el labio.

3.- Dejar de fumar

Esta decisión no solo beneficiará a la delicada piel que rodea tus labios, sino que producirá notables beneficios en tu organismo, y no digamos para la piel, ya que la nicotina le dota de un aspecto apagado muy característico.

Si nos centramos únicamente en la parte que incluye solo a los labios, fumar propicia la aparición de pequeñas arrugas muy características, comúnmente llamadas “código de barras”, que afean y envejecen muchísimo. Existen tratamientos cosméticos que atacan el problema, pero ni mucho menos lo reparan del todo ni tampoco pueden llegar a suplir lo que la prevención consigue. Así que ya tienes un motivo más para dejar el hábito.

4.- Evita mojarte los labios constantemente

Aunque creas que mojándote los labios les proporcionarás la humedad que les falta estarás haciendo justo lo contrario. Además, está el hecho de que la saliva contiene enzimas procedentes del sistema digestivo y puede resultar muy agresiva en labios sensibles.

Ni mucho menos los muerdas constantemente, ya que así no solo contribuyes a formar heridas, sino que también empeorarás las que ya tengas.

Como último consejo, no intentes arrancar las pieles sobrantes de los labios, pues lo único que conseguirás es provocarte lesiones que luego son más complicadas de tratar.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.