Beneficios de los campamentos de verano

Share

 

Los campamentos de verano siempre son una excelente opción para aprovechar las vacaciones de los niños y más aún si chocan con los horarios de trabajo. Hoy en día existen una gran diversidad de campamentos de verano donde inscribirlos, desde multiaventura, campamentos de inmersión lingüística al inglés, campamentos deportivos, culturales y de ocio.

Hay campamentos dedicados a diferentes rangos de edad, intereses y niveles de conocimiento. Más allá de lo que se divierten los participantes, los beneficios de los campamentos de verano son innumerables y una gran oportunidad para el desarrollo integral de cada de uno de los niños que participan en ellos. En este artículo resumimos los detalles de cada una de las ventajas más importantes de estos campamentos.

Desarrollo de habilidades sociales

Podemos afirmar que el desarrollo de las habilidades sociales de los niños es la ventaja principal y más importante de los campamentos de verano. En las actividades se estimulan a los niños a cooperar, participar, crear, solucionar problemas en colectivo y establecer relaciones con niños y monitores que nunca habían visto antes.

Dado que los niños están expuestos a una rutina completamente diferente a la que están acostumbrados, genera un proceso de adaptación a las circunstancias y esto es completamente positivo y educativo, que prepara al niño a relacionarse independientemente de sus padres o familiares cercanos.

Sentido de pertenencia a un grupo

Compartir con otras personas con su misma edad será una experiencia gratificante y llena de enseñanzas. Los campamentos de verano ayudan a los niños a dar un paso más allá y aprender a valerse por sí mismos y encajar en un grupo para propósitos específicos. Esto se logra con las actividades planificadas y programadas por los monitores, el seguimiento de rutinas y el cumplimiento de responsabilidades tanto individuales como grupales.

En los campamentos de verano les da la oportunidad de conocer a otros niños y hacer nuevos amigos ayudando a mejorar sus habilidades de socialización e integración en un grupo diferente.

Responsabilidad y autonomía

Además de aprender a participar en equipo mediante juegos y rutinas, cada participante de los campamentos de verano tendrá responsabilidades individuales. Deberán tener cuidado de sus pertenencias, asearse, hacer su cama y más. Todo ello será con la intensión de que los niños aprendan a cumplir responsabilidades y potenciar su autonomía.

En cualquiera de los diferentes tipos de campamentos, el objetivo principal que se busca cumplir es la cooperación. Gracias a la ayuda y profesionalismo de todo el equipo que compone el albergue o centro educativo, el niño además de divertirse aprenderá a tener responsabilidades, ser autónomo, comunicarse con otros y establecer relaciones.

Cuando llegan las vacaciones, los niños suelen aburrirse de la rutina en casa y se animan a participar en algún campamento específico de acuerdo a sus intereses. Hay que aprovechar el ánimo e invitarlos a apuntarse en alguno, donde además de aprender una nueva habilidad, sea surf, inglés o fútbol, aprenderán a trabajar en equipo, cooperar, relacionarse con otros de su edad y de asumir responsabilidades independientemente del monitoreo constante de su familia que están acostumbrados.

Share