Aromaterapia

Share

Desde hace cientos de años, los aceites esenciales de diferentes plantas se usan con propósitos terapéuticos. En los años 20, se creó la ciencia de la Aromaterapia o también llamada la ciencia del uso de los aceites esenciales.

Actualmente, esta ciencia se usa por fisioterapeutas, masajistas, practicante de la medicina alternativa y por la industria de la cosmética. Existen lociones, jabones, champús, velas, perfumes, inciensos y productos de belleza que incluyen, entre sus componentes, aceites esenciales. Sin embargo, no se debe confundir estos aceites con las fragancias sintéticas, que no producen los mismos efectos terapéuticos.

Entonces ¿qué es un aceite esencial? Es el aroma característico de cada planta. Este aroma puede tener propiedades curativas y, de ser así, debe posee indicaciones para su uso. Pero, no se puede aplicar un aceite esencial directamente, primero es necesario diluirlos en otros aceites o en agua.

La Aromaterapia, es efectiva en una gran cantidad de problemas tanto físicos como mentales, por lo que bien administrada puede:

 

  • Reducir el estrés
  • Eliminar el insomnio
  • Disminuir la ansiedad
  • Incrementar las defensas inmunológicas
  • Aliviar el dolor
  • Disminuir problemas estomacales crónicos

Existen varias formas de aplicar la Aromaterapia, y en cada caso puede usarse un solo aceite esencial o la combinación de varios, entre ellas:

En el baño: Es una de las formas más utilizadas. Se trata de verter algunas gotas de aceites esenciales en el agua tibia de la bañera. El agua caliente o el agua tibia son la mejor manera de maximizar los beneficios de estos aromas. Una vez agregado el o los aceites esenciales elegidos, se debe permanecer en la bañera 15 o 20 minutos.

Por inhalación: Otra manera muy sencilla de usar esta terapia, es inhalando el aroma de un pañuelo al que se echaron gotas de los aceites, o agregando las mismas a una olla hirviendo e inhalando el olor.

Con un masaje: El uso de los aceites esenciales en los masajes, pueden tener efectos calmantes o estimulantes, según el aceite elegido. Algunos incluso se usan para aliviar dolores musculares.

Por difusión: Por medio de productos llamados difusores o atomizadores, se esparce el aroma de los aceites esenciales, pudiendo ser efectivos en problemas respiratorios o usarse como una fragancia calmante o estimulante.

En compresas:
Por medio de aplicaciones localizadas, con una compresa impregnada en alguna solución que contenga los aceites esenciales, se puede aliviar molestias como dolores de cabeza, y dolores musculares. Las compresas se pueden aplicar frías o calientes.

Foto via: Aromaterapia Esencias

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.