Como tener un ambiente más confortable en casa

Share

Muchas veces cuando estamos en el trabajo solo pensamos a qué hora saldremos para poder llegar a casa a relajarnos un poco después de la jornada laboral, pero no siempre es así ya que cuando llegamos a casa tenemos que llegar a limpiar, ordenar, recoger la ropa, planchar y realizar otras actividades que nos hacen preferir habernos quedado en el trabajo. Sin embargo, a veces no son las cosas que tenemos que hacer las que nos producen ese sentimiento, sino también la propia decoración de la casa. Pero tranquila, todo tiene arreglo y en este artículo te vamos a dar algunos consejos para que tu hogar sea un remanso de paz.

Consejos para lograr un ambiente relajante y agradable en el hogar

  • Si logramos hacer una buena distribución del espacio y los colores de nuestra casa, es probable que siempre queramos estar en ella y mantenerla ordenada. También puedes encontrar tu bienestar en la casa si usas el Feng Shui pero por el momento te dejamos unos consejos con los cuales podrás estar más relajada en la casa.
  • Retira o guarda en cajoneras o estanterías metálicas en el trastero, todo lo que te produzca estrés y pensamientos estresantes. Es preferible que coloques en su lugar objetos que te causen felicidad, como fotos o cuadros que te transmitan emociones positivas.
  • Pintar la casa de colores que transmitan calma. El azul, por ejemplo, atrae la creatividad y la prosperidad y el verde crea una sensación de vida en una habitación. También puedes aprender el significado de los colores y dependiendo de esto puedes escogerlos.
  • Para aliviar el estrés también debes saber distribuir los espacios de la casa, ya que si la has llenado de muebles te sentirás tenso. Asegúrate de dejar bastante espacio alrededor de ellos para que puedas caminar libremente.
  • Descálzate en casa. Caminar sobre una buena alfombra o un suelo laminado de madera te ayudará a desestresarte.

La naturaleza por excelencia transmite tranquilidad, por eso es bueno colocar plantas alrededor de la sala, ya que transmiten vida y brindan oxígeno al espacio que ocupan. No te olvides de abrir las persianas para que les llegue luz, además de rociarles agua a menudo para que no se sequen y se mantengan con vida.

Share