5 reglas para ahorrar cuando salgas de compras

Share
QuinceMedia / Pixabay
QuinceMedia / Pixabay

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todo el mundo ama la buena ropa y los zapatos hermosos, pero a nadie le gusta pagar en exceso. A continuación, vamos a explicarte cómo puedes vestir bien y a la moda sin perjuicio de tu cartera. Estas son las 5 reglas para ahorrar cuando salgas de compras.

1. Revisa tu armario e identifica qué necesitas para crear una imagen elegante

Tal vez en lugar de los siguientes zapatos vale la pena comprar accesorios, que no siempre tienes en tus manos. Después de revisar el armario, crea una lista con las cosas necesarias y compra, pero sin salirte de la lista. En este caso, serás inmune incluso a los trucos más astutos de los vendedores.

2. No te apresures a ir directamente a la tienda.

Si estás planeando un viaje al extranjero, tiene sentido aplazar las compras hasta ese momento. Sin embargo, te aconsejamos que tengas más cuidado con las “súper ofertas” de las zonas libres. Muchos son, de alguna manera, convencidos que los precios de las “ofertas” son realmente baratos. Sin embargo, la mayoría de veces se aplican descuentos de hasta el 50% después de subir los precios un 100%. Esto significa que el fabuloso precio final es el mismo que podrías obtener en un día ordinario, sin oferta. Por lo tanto, no olvides que las tiendas tienen todo el derecho a inflar los precios.

Así que, si piensas comprar en temporada de ofertas, es importante saber los precios reales de los productos. También necesitas saber qué y dónde comprar. La zona libre de impuestos es un gran lugar para comprar perfumes, whisky y relojes. Aunque en diferentes países el costo de estos bienes en las zonas libres puede ser muy diferente. Aquí también se puede encontrar la ropa y zapatos más barato, pero no debes esperar grandes descuentos.

No trates de comprar recuerdos ni productos diseñados para mejorar la comodidad del vuelo. Por regla general, estos productos son más caros. Los recuerdos son más rentables y más fáciles de comprar en el lugar a donde vas. Allí puedes negociar, y conseguirás mejores productos.

Asegúrate de familiarizarte con las condiciones de transporte de mercancías de tiendas libres de impuestos en tu avión. Por ejemplo, una aerolínea estableció recientemente nuevas tarifas para el transporte de compras de zona libre en sus aviones. Es evidente que, en tales condiciones, los beneficios obtenidos en los descuentos se reducen a cero.

3. Ahora vamos a hablar de las tiendas en línea

Aquí puedes ahorrar significativamente a expensas de varios descuentos. Con la ayuda de estos descuentos los vendedores quieren persuadir a los compradores a hacer una compra.

Hoy en día, la mayoría de las grandes tiendas en línea ofrecen un buen descuento para la primera compra. Por lo general, un banner con tal oferta aparece antes de que el visitante pueda visualizar la tienda en línea. Es decir, la tienda muestra que, en un esfuerzo por mantener al cliente, está lista para hacer una concesión. Entonces, ¿por qué rechazar?

En este caso, resulta bastante útil la visita a blogs populares. A menudo en el marco de la publicidad nativa se ofrecen descuentos promocionales, por lo general de 10% a 15%. Si tienes marcas favoritas, recomendamos suscribirse a ellas en las redes sociales. Una vez hecho esto, estarás entre los primeros en recibir información sobre promociones y códigos promocionales.

Al planear hacer una compra importante, no elijas lo primero que encuentres, utiliza el sitio para comparar precios. Si no encuentras el producto que te interesa, busca al menos 10 sitios con sugerencias para hallar el correcto. Verás cómo encuentras diferentes precios para el mismo producto en distintas tiendas en línea. Sin embargo, la opción más ganadora es comprar en el sitio web del fabricante.

4. Utiliza las tarjetas de plástico y los programas de lealtad

A menudo sucede que, habiendo emitido una tarjeta en la tienda, la ponemos en la billetera y la olvidamos. Por lo tanto, antes de comprar mira en tu cartera y descubre los descuentos que las tiendas te están ofreciendo. Obviamente, debes comenzar a comprar de ellas. Además, no olvides el programa de fidelización de tu banco, quizás con su ayuda podrás conseguir un descuento adicional.

5. Crea grupos de amigos para comprar en sitios de compras conjuntas

Este fenómeno apareció hace sólo unos años y se considera relativamente nuevo. La esencia de ello es que varias personas se unen para adquirir algunos bienes a un precio mayorista. Dado que el precio al por mayor puede ser un 40% más bajo que el precio al por menor, este método de ahorro se puede llamar más que rentable.

Share